CuernavacaGay

Acercando a la comunidad gay de Cuernavaca.

Historias cachondas.  :: 
Aarón Díaz Y El Sexo.
 Top

  •  
    Esta historia no la escribí yo, sino que la encontré en la red y me pareció excelente. Me calentó tanto que quiero compartirla con todos ustedes.

    Historia original de "Rick", jc.chasez@gmx.net.

    http://www.cuernavacagay.com/modules/gallery/albumes/aarondiaz/AD.sized.jpg
    Aarón Díaz

    http://www.cuernavacagay.com/modules/gallery/albumes/sebastianrulli/sebastianrulli93.sized.jpg
    Sebastían Rulli

    http://www.cuernavacagay.com/modules/gallery/albumes/rafaelamaya/pa_salome_rafaela4.jpg
    Rafael Amaya

    [size=]
    Sebastián Rulli sentía su verga ponerse completamente dura cada vez que veía a Aarón Díaz en el foro. Más de una vez se había equivocado en sus líneas cuando tenía que actuar junto a él, aunque desafortunadamente eso no sucedía tan a menudo como él hubiera querido. Sus papeles no tenían mucha interacción, salvo una que otra ocasión en que se reunían todos los actores. De cualquier forma, Sebastián siempre se quedaba por ahí escondido a ver actuar al chavo, con mucha mayor razón si sabía que se iba a quitar la camisa, cosa que sucedía bastante seguido.

    Sebastián estaba de muy mal humor ese viernes cuando le informaron de la producción que su papel como el profesor iba a terminar por cambios en la novela. Lo que más le molestaba, además de la idea de quedarse sin ese empleo, era que no había tenido ninguna oportunidad de ver a Aarón sin menos ropa, aunque fuera en calzones. Enojado y sumido en sus pensamientos, Sebastián se quedó hasta tarde en el foro, revisando los últimos capítulos de su personaje. Escuchaba a lo lejos unos gritos, que supuso eran parte del usual escándalo que armaban esos muchachos. "Es lo malo de trabajar con puro chavito", pensó.

    Dispuesto a irse a su casa, Sebastián salió de su camerino y cual sería su sorpresa al encontrar sentado en el pasillo a Aarón, y por lo que pudo ver, el muchacho había estado llorando.

    "Que te pasó?" le preguntó Sebastián, un poco preocupado.

    "Nada..." le contestó Aarón todavía con lágrimas en los ojos.

    "Como que nada... te lastimaste o te peleaste con alguien?"

    "Esa maldita perra..." respondió Aarón y empezó a llorar de nuevo.

    "A ver, vamos a mi camerino para que me cuentes", dijo Sebastián levantando a Aarón del brazo.

    Los dos se sentaron en el camerino y Aarón le contó a Sebastián que su novia Sherlyn había estado coqueteando con otro de los actores y que habían tenido una pelea muy fuerte. Después de eso, ella se había ido de la mano del otro chico.

    "Que te parece si te invito a mi casa a tomar unos tragos para que se te baje el coraje?" sugirió Sebastián.

    "Si, quiero ponerme pedo, pero ya todos los demás se fueron y mis amigos no me contestan el teléfono".

    "Vamos, entonces"

    Los dos llegaron al departamento de Sebastián, que lucia muy moderno y lujoso. "Que chido está tu depa!" exclamó Aarón.

    "Gracias, cuando quieras, está a tus órdenes".

    "Puedo ver lo demás?"

    "Claro" y le dio el recorrido del departamento, mostrándole hasta el último su recámara, que era grande y tenia una cama enorme, en la cual se acostó Aarón. Sebastián oprimió un botón y de un armario se abrieron las puertas para mostrar una pantalla de plasma de alta tecnología.

    "No manches, está super chingona tu recámara y la televisión está de no mames"

    "Gracias", dijo Sebastián sonriendo.

    "Podemos ver la televisión aquí mientras tomamos los tragos?"

    "Claro, voy por ellos"

    Sebastián fue a la cocina y preparó las bebidas, sirviéndose él muy poco mientras que a Aarón le preparó una muy cargada.

    Cuando llevó los vasos a la habitación y el chico tomó el primer trago, casi lo escupió. "Está cargadísima, guey", dijo riéndose Aarón.

    "No que querías ponerte pedo? Además, sea macho y aguántese"

    No queriendo quedar mal, Aarón se tomó el vaso entero de un trago, aunque después tosió.

    "Esos son los hombres", le dijo sonriendo Sebastián y fue a traerle otra bebida.

    Después de un par de horas, Aarón estaba bastante borracho y Sebastián pretendía estarlo.

    "Bueno, y entonces que onda con tu vieja?" preguntó Sebastián.

    "No se... es una zorra, solo ando con ella porque esta buena"

    "Pero estabas muy triste hace rato"

    "Pues... tal vez... me dio mucho coraje que me quisiera ver la cara con ese cabrón". Aarón se puso a llorar otra vez y Sebastián aprovechó el momento para abrazarlo y sentir al muchacho que lo ponía tan cachondo. Mientras lo consolaba, acariciaba con sus manos la musculosa espalda y los fuertes brazos de Aarón.

    Después de un rato, Aarón se calmó y los dos se miraron a los ojos, Sebastián se inclinó y estuvo a punto de unir sus labios a los de Aarón, pero en ese momento Aarón se dejó caer en la cama y se rió.

    "Perdón por aburrirte con mis pendejadas", le dijo a Sebastián.

    "No hay problema, no hemos seguido grandes amigos hasta ahora, pero nunca es tarde para comenzar a serlo", le respondió, aunque un poco frustrado.

    Sebastián se levantó de la cama y tuvo una idea.

    "Sabes, creo que sé qué puede levantarte el ánimo"

    De uno de sus cajones, sacó algunos DVDs y fue a poner uno en su reproductor. Enseguida comenzó a verse en la pantalla una película pornográfica.

    "Como la ves?"

    "Que chingón, en mi casa no puedo tener nada de esto o lo pueden ver mis papás o mi vieja"

    "Voy por más tragos"

    Sebastián regresó y se quedó un momento en la puerta, disfrutando ver como el muchacho estaba absorto viendo la película y sobándose el paquete.

    "Está buena la película?"

    "Eh... si, están muy buenas las viejas"

    Sebastián le extendió a Aarón su vaso y le indicó que quería brindar, pero al momento de chocar los vasos, intencionalmente lo hizo con demasiada fuerza, rompiendo el vaso de Aarón y empapando al chico.

    "Mierda, ya se rompió el vaso!", gritó Aarón.

    "No te preocupes, ahora lo seco"

    "Perdóname"

    "No, fue mi culpa... pero mira, ya te dejé todo mojado. Mira, aquí hay una toalla, porque no te secas y ponemos tu playera a secar en el baño".

    Sin pensarlo dos veces, Aarón se quitó la camisa y comenzó a secarse con la toalla. Sebastián estaba prácticamente babeando al mirar el torneado cuerpo del chico. "También me mojé el pantalón..." dijo Aarón y procedió a quitárselo.

    Ahora sí, Sebastián estaba poniéndose como burro, su sueño se estaba haciendo realidad. Aarón en su recámara y solo usando una pequeña trusa que no dejaba mucho a la imaginación.

    http://www.cuernavacagay.com/modules/gallery/albumes/aarondiaz/AaronDiaz.sized.jpg

    Sebastián se levantó rápidamente y tomó la ropa de Aarón, aprovechando para ocultar su erección, después la llevó al baño a colgar.

    Cuando regresó a la recámara, Aarón ya estaba sentado viendo la película otra vez y Sebastián pudo ver que ya empezaba a parársele el pene. Se sentó a su lado y juntos vieron la televisión un momento.

    Después de un rato, Sebastián no pudo aguantarse mas y extendió su mano para tocar el brazo de Aarón.

    "Oye, nunca te había dicho, pero te felicito por el cuerpo que has desarrollado siendo tan joven"

    "Bueno, siempre me ha gustado ejercitarme... tu también tienes buen cuerpo, recuerdo ver esos anuncios de Edoardo's donde sales en pelotas"

    Sebastián se rió. "No se ve nada, sólo estaba de perfil"

    "Bueno, se ven tus nalgas... pero por eso digo que tienes buen cuerpo"

    "Estoy muy delgado, me ha costado mucho hacer músculo. En cambio, tú no pareces tener problema". Sebastián aprovechó para tocar el pectoral de Aarón y con su dedo pulgar acarició el diminuto pezón.

    Aarón volteó a ver a Sebastián, pero no dijo nada. Sebastián entonces recorrió con su mano el firme abdomen del chico y llegó hasta el elástico de su ropa interior. Para ese entonces, la verga de Aarón estaba completamente parada y la cabeza se asomaba un poco por la cintura. Sebastián tocó con su dedo el glande de Aarón y luego con su mano completa comenzó a acariciar todo el paquete. La respiración de Aarón era agitada y apenas alcanzó a preguntar: "Que haces, Sebastián?"

    Sebastián no contestó, sino que le preguntó a Aarón si tenía sexo con su novia. "No... ella no quiere porque sus papás son muy metiches y celosos... solo fajamos de vez en cuando"

    "Y ella te lo chupa?"

    "No, dice que le da asco metérselo en la boca... lo más que hace es masturbarme y siempre se detiene antes de que me venga, yo tengo que ir al baño a terminar" Sebastián empezó a bajarle los calzones a Aarón y finalmente pudo apretar en su mano esa maravillosa verga. Le calculó unos 18 cm de tamaño, gruesa y circuncidada.

    "Sebastián, por favor no sigas, esto de es de putos y yo no soy..."

    "Sshhh, no digas nada y sólo disfruta"

    Sebastián se agachó y se metió la verga de Aarón en la boca, quien no podía creer que el galán argentino fuera gay y que además estuviera propasándose con el, pero cuando sintió la lengua de Sebastián recorrer su miembro y sus testículos, pensó que no importaba mientras nadie más se enterara.

    "Aaah", gimió de placer Aarón mientras Sebastián chupaba y chupaba expertamente. Esta era la primera vez que alguien de verdad tenía sexo oral con Aarón, ya que las chicas sólo le daban una que otra lamida y eso con trabajos.

    Sebastián hizo que Aarón se acostara bien en la cama y le quitó completamente la trusa. Después el mismo se quitó la ropa ante la mirada asustada de Aarón. "Relájate, sólo haremos lo que tu quieras"

    http://www.cuernavacagay.com/modules/gallery/albumes/sebastianrulli/sr020.jpg

    Sebastián tomó uno de los pies de Aarón y comenzó a lamerlo, mientras el chico se reía. Después siguió lamiendo, subiendo lentamente desde sus tobillos hasta sus muslos. Aarón respiraba rápidamente y disfrutaba esas nuevas sensaciones. Sebastián se detuvo un rato lamiendo las bolas de Aarón, cosa que extrajo nuevos gemidos del muchacho. Después comenzó a subir, lamiendo su ombligo y su abdomen. Cuando llegó a sus pectorales, Sebastián comenzó a jugar con los pezones de Aarón. Lamía uno mientras que con sus dedos apretaba el otro y después intercambiaba. Le lamió incluso las axilas y después el cuello, hasta que llegó a su barbilla.

    Para este entonces, Sebastián tenía su cuerpo entero encima de Aarón y estaba frotando su propia verga con la del chico. Aarón vio los ojos llenos de lujuria de Sebastián y supo que era lo que quería, decidió que estaba dispuesto a más y entonces acercó sus labios a los de Sebastián, que comenzó a besarlo apasionadamente, metiendo su lengua en la boca del muchacho. Era una sensación completamente distinta, ya que él estaba acostumbrado a ser el agresor y además podía sentir la barba de Sebastián raspando sus labios. De cualquier manera, Aarón estaba sumamente excitado por la pasión de Sebastián y la atención que estaba prestando a su cuerpo, además de la sensación de sus vergas frotándose una con otra. Por lo que podía sentir, el pene de Sebastián era tal vez más grande que el suyo.

    Después de un buen rato de besarse, Aarón empezó a recorrer con sus manos el cuerpo de Sebastián sintiendo su delgada cintura y sus hombros fuertes. También apretó con sus manos las bien formadas nalgas, más pequeñas que las de una chica, pero firmes y al mismo tiempo suaves al tacto.

    Sebastián dejó de besar a Aarón y se quitó de encima, para acostarse junto a el, dándole a entender que ahora era su turno de poder explorar su cuerpo como quisiera. Aarón, sin dudar, se puso encima de Sebastián y comenzó a besarlo agresivamente por un momento, después comenzó él también a recorrer el cuerpo del hombre con sus manos y lengua.

    Sebastián no había rasurado su pecho desde hacía tiempo, así que Aarón se encontró con el vello que lo cubría y lo recorrió fascinado con sus manos y su lengua. Repitió las acciones que había aprendido de Sebastián, mordisqueando sus pezones y lengüeteando sus axilas... pensando que iba a sentir asco, pero no fue así, al contrario, se sintió más excitado por el olor de Sebastián.

    Cuando Aarñn finalmente llegó a la verga de Sebastián, se detuvo a mirarla con atención, era la primera vez que tenía el pene de otro hombre tan cerca y lo contempló detalladamente. Era un miembro grande, de unos 20 cm y bastante grueso, con una cabeza más ancha que el cuerpo y sin circuncidar. Aarón jugó por un momento con el prepucio de Sebastián, fascinado por el movimiento de la piel que cubría y descubría el glande. Sebastián se retorcía en la cama por el placer que le estaba provocando el ser masturbado por Aarón.

    El chico puso sus labios sobre el pene de Sebastián y recorrió su longitud hasta llegar a sus testículos. Después sacó la lengua y lo recorrió de regreso, lamiéndolo lentamente y al llegar a la cabeza, la lengüeteó como si fuera una paleta. Los gemidos de Sebastián aumentaron todavía más cuando Aarón se metió lo más que pudo de la suculenta verga en la boca y comenzó a mamarlo con entusiasmo.

    Sebastián sintió que iba a venirse y detuvo a Aarón, que lo miró un poco decepcionado, como el niño al que le quitan un caramelo.

    "Estoy a punto de explotar y no quise hacerlo en tu boca", le dijo Sebastián. Aarón le sonrió pícaramente y volvió a meterse la verga en la boca, cosa que hizo gritar a Sebastián. Lo chupó por un par de minutos más, hasta que sintió el primer chorro de semen descargarse en su boca. Dejó que el miembro saliera de su boca y lo empezó a masturbar mientras Sebastián terminaba de venirse, bañando su vientre y su pecho con su fuerte eyaculación.

    Aarón saboreó la ración de semen en su boca, encontrando el sabor un poco extraño, pero agradable. Entonces, decidió que quería más y procedió a lamer todo lo que había sobre el cuerpo de Sebastián y finalmente limpió su pene. Sebastián estaba asombrado de la manera en que se había comportado Aarón y feliz del tremendo orgasmo que había experimentado.

    Aarón se volvió a acostar encima de Sebastián y lo besó apasionadamente, compartiendo con él el sabor de su leche. Sebastián recorrió con sus manos la musculosa y tersa espalda de Aarón, deteniéndose en su culito, que tantas noches había soñado en tocar, y sobre todo, penetrar.

    Sebastián hizo que Aarón se recostara de espaldas en la cama y sin más preámbulos empezó a mamarle la verga con gran entusiasmo. Aarón gemía y pedía que se la siguiera chupando así. Sebastián se detuvo e hizo que Aarón levantara sus piernas y lo instruyó para que las sostuviera con sus manos, sus rodillas tocando su pecho. Si Sebastián no hubiera tenido un orgasmo menos de cinco minutos antes, se habría venido en ese momento, al tener a su alcance a este guapísimo chico, mostrándole su ano virgen, que era pequeño, rosado y apenas rodeado con una ligera capa de vello. Sebastián se avalanzó hambrientamente sobre ese suculento orificio, lengüeteando todo a su alrededor y enseguida, tocándolo con la punta de su lengua.

    Aarón no podía creer la sensación proveniente de su culo, tuvo la intención de empujar a Sebastián al principio, pero en cuanto sintió esa lengua tratando de introducirse, no pudo hacer más que retorcerse y gemir fuertemente, casi gruñendo, pero apenas respirando. Sebastián estaba en el cielo, sabía que no iba a detenerse hasta explotar dentro de ese agujero caliente y húmedo. Trató de meter su lengua hasta no poder más, probando el culito, que hasta ahora nunca había sido tocado por nadie. Lamiendo uno de sus dedos, empezó a introducirlo junto con su lengua, para comenzar a preparar el terreno. Cuando Aarón sintió el dedo comenzar a jugar dentro de su recto, sintió pánico. Nunca había pensado en su vida que un día iba a estar a punto de que un hombre se lo cogiera. Sabía que le gustaba a mujeres y hombres por igual, pero siempre pensó que eso era algo que no quería experimentar.

    "Espera, no hagas eso, Sebastián" Sebastián asomó la cabeza y le sonrió, para después volverse a meter su verga en la boca. Esto logró desviar la atención de Aarón, que dejó de protestar. Chupándolo con pasión, Sebastián logró introducir un segundo dedo en el culo de Aarón y los movió para estrechar el orificio. Después de unos minutos, Aarón comenzó a sentir otra nueva sensación mientras Sebastián lo penetraba con sus dedos. Cada vez que pasaban por cierto lugar, sentía una onda de calor y un deseo mayor de venirse. Con su verga metida en la boca de Sebastián y con tres dedos en su culo, Aarón no pudo más y gritó mientras se venía con una fuerza descomunal. Sebastián se tragó todo el semen de Aarón sin pestañear.

    Sin dejar que Aarón bajara las piernas, Sebastián se levantó y las puso sobre sus hombros. Comenzó a besar ferozmente a Aarón mientras acariciaba el agujero con su verga, centrando la cabeza en su meta.

    Aarón todavía estaba jadeando y con la lengua de Sebastián metida hasta la garganta, cuando sintió que su ano estaba siendo penetrado por primera vez. Trató de moverse pero Sebastián estaba deteniéndolo, sosteniendo sus manos arriba de su cabeza. Sebastián dejó que el peso de su cuerpo lentamente continuara la penetración, mientras bajo el, Aarón gemía de dolor y dejaba escapar unas lágrimas.

    Cuando Sebastián dejó de besarlo, Aarón le pidió que se la sacara. Sebastián ya había logrado introducir todo su pene en el fabuloso agujero y le respondió que lo intentara, que ya había pasado lo peor y lo iba a disfrutar.

    Sebastián no se movió mientras Aarón decidía. Lo miraba a los ojos indicándole lo mucho que quería que lo dejara seguir.

    "Bueno... cógeme", dijo en voz baja Aarón.

    Sebastián sonrió y movió un poco su verga dentro de Aarón.

    "Seguro?"

    Aarón gimió: "Sí"

    "Que es lo que quieres?" preguntó Sebastián mientras empezaba un lento mete-saca.

    "Que... me cojas"

    "Te gusta?"

    "Sí... cógeme"

    http://www.cuernavacagay.com/modules/gallery/albumes/sebastianrulli/sr029.jpg

    Sebastián no necesitaba más, continuó deslizando su pene dentro del culo de Aarón, disfrutando la sensación de haberle quitado la virginidad y el calor húmedo que rodeaba a su miembro.

    "Me encantas", dijo Sebastián. "Desde que te conocí, quise hacer esto... cogerte toda la noche" . "Debimos haber comenzado antes", le contestó Aarón con una sonrisa.

    Sebastián le respondió con otro beso y continuó moviendo su verga lentamente, provocando con esto que Aarón se pusiera más cachondo. Sebastián todavía le tenía sostenidas las manos arriba de la cabeza y alternaba los besos en la boca con lamidas alrededor de todo el cuello, las orejas y las axilas de Aarón.

    "Aaaaah, aaaaah...", gemía Aarón de placer mientras Sebastián cogía expertamente, insertando su pene hasta lo más profundo y después sacándolo hasta que sólo la cabeza continuaba dentro.

    Después de un rato, el culo de Aarón estaba más relajado, lo que le permitió a Sebastián aumentar la velocidad y fuerza de sus acciones. Aarón estaba casi sin aliento y movía la cabeza de un lado a otro, desesperado por bajar las manos para poder masturbarse, pero Sebastián no se lo permitía.

    http://www.cuernavacagay.com/modules/gallery/albumes/sebastianrulli/sebastianrulli77.sized.jpg

    Por fin, Aarón no pudo más y con la verga de Sebastián metida, y ninguna otra estimulación más que el roce de su pene con el velludo abdomen de Sebastián, gritando se vino con una explosión que lo hizo ver estrellas. Los dos estómagos y pechos quedaron bañados por el semen caliente de Aarón.

    Al venirse, Aarón comenzó a contraer los músculos de su recto y esta sensación envió a Sebastián al límite. Gruñendo se vino dentro del culo de Aarón, inundando sus entrañas y provocando que la leche escurriera fuera de ese agujero hasta hace poco intacto, ahora rojo y dilatado.

    Sebastián sacó su verga y besó apasionadamente a Aarón, mientras ambos recorrían sus cuerpos con las manos, frotando el semen de Aarón en sus pechos.

    Después de un rato, los dos galanes se levantaron y tomaron una ducha juntos, continuando con los besos y las caricias.

    "Nunca imaginé que esto pudiera ser así", dijo Aarón.

    "Qué cosa?

    "Tu sabes... tener sexo con un hombre"

    "No lo pienses mucho... sólo déjate llevar y haz lo que se sienta bien", le contestó Sebastián y lo besó de nuevo.

    "Y que hay de tu novia Luz Elena?"

    "Que hay con ella?"

    "Ella sabe, hmmm....?"

    "No somos novios en realidad, ella anda con un político muy rico pero a las fiestas vamos juntos... sabes por que la conocí?"

    "No... porque?"

    "Porque empecé a coger con su ex... Rafael Amaya"

    "Oh..."

    "Es guapísimo y esta super bueno... además tiene una verga formidable"

    "En serio? Pues ahora que lo pienso si es muy guapo"

    "Te gustaría conocerlo?"

    "Eh... no sé, todavía tengo que pensar bien lo que estoy haciendo"

    "Ya te dije, no le des vueltas"

    Sin más, Sebastián salió del baño y después de secarse, llamó por teléfono.

    Quince minutos después, tocaron a la puerta y antes de que Aarón pudiera decir algo, Sebastián corrió a abrir. Era Rafael, que se veía despampanante con unos pantalones de cuero ajustados y una playera negra transparente que dejaba ver su musculoso torso. Aarón se había puesto su ropa interior y Sebastián estaba completamente desnudo. Al dejar pasar a Rafael, lo recibió con un beso largo y profundo. Rafael inmediatamente apretó las nalgas de Sebastián mientras lo besaba.

    http://www.cuernavacagay.com/modules/gallery/albumes/rafaelamaya/rafael_amaya.sized.jpg

    "A quién tienes aquí?" le preguntó Rafael a Sebastián con una sonrisa.

    "Ya conoces a mi nuevo amigo Aarón?"

    "Encantado", dijo Rafael mirando a Aarón con lujuria.

    "Hola", respondiñ Aarón tímidamente y extendió su mano.

    Rafael tomó su mano y lo jaló junto a él. Enseguida lo tomó entre sus brazos y lo besó en la boca agresivamente, recorriendo sus nalgas con las manos.

    Aarón estaba pasmado ante la seguridad de Rafael. No dijo nada mientras Rafael lo tomaba de la mano y lo llevó a la recámara de Sebastián.

    Una vez en la recámara, Rafael se quitó la camisa y le ordenó a Aarón que le quitara lo demás. Aarón se arrodilló y pudo ver delineada la enorme verga de Rafael en los pantalones de piel. Sintió su pulso acelerarse cuando abrió el botón y comenzó a bajar el cierre. Rafael no traía ropa interior e inmediatamente pudo ver su vello púbico y oler su esencia masculina. Después vio salir el grueso y largo miembro, seguramente medía 15 cm sin estar erecto.

    Sin quitar los ojos del vergón, Aarón finalmente pudo bajarle los pantalones a Rafael después de quitarle las botas que traía. Aarón parecía estar hipnotizado por el gran pene, lo cual tenía divertido a Sebastián, pero a la vez sumamente caliente.

    "Empieza a chupar, niño", ordenó Rafael.

    Aarón no necesitó que le dijeran dos veces, comenzó a lamer la verga y a recorrerla de arriba a abajo. Después se la metió en la boca y comenzó a mamarla, sintiendo cómo se iba poniendo rígida. Cuando el pene de Rafael estaba completamente parado, Aarón se detuvo a contemplarlo. Era al menos 5 cm más largo que el de Sebastián y también más ancho.

    "Lame mis bolas también", dijo Rafael.

    Sebastián y Rafael se besaban y acariciaban mientras Aarón cumplía sus órdenes. Sebastián se arrodilló y tomó en su boca la verga de Rafael mientras Aarón seguía lamiendo sus testículos, intoxicado por el olor masculino que desprendían. Tomando turnos, Sebastián y Aarón siguieron compartiendo el miembro de Rafael, mientras él gemía de placer.

    "Lámeme el culo ahora, niño".

    Aarón lo miró dudoso. Había sentido la lengua de Sebastián en su propio agujero y sabía el placer que ocasionaba el acto, pero el meter su propia lengua en un lugar así era más de lo que quería hacer esa noche.

    Rafael tomó a Aarón del cabello y lo hizo levantarse, mientras Aarón se quejaba. Lo miró a los ojos dándole a saber que no tenía opción más que obedecer y después lo besó ferozmente.

    http://www.cuernavacagay.com/modules/gallery/albumes/aarondiaz/33188_G.jpg

    Aarón se arrodilló detrás de Rafael mientras Sebastián seguía chupándole el pene. Aarón observó por un momento las nalgas de Rafael. Eran extremadamente firmes y musculosas, redondas y bronceadas. Rafael se agachó un poco para exponer su agujero y Aarón abrió las nalgas con sus manos para verlo. Era pequeño, un poco más oscuro que la piel alrededor, enclavado en una raja moderadamente velluda. Sin embargo, la boca de Aarón comenzó a llenarse de saliva y supo que no tenía que pensarlo más. Era lo que quería. Se lanzó a lamer ese sitio prohibido, con una pasión desmedida. Recordando lo que le había hecho Sebastián hace poco, empezó a tratar de meter su lengua dentro del orificio.

    Rafael gruñía en éxtasis, no pensaba que el chico fuera a aceptar lamer su culo y mucho menos de esa manera, pero pensó que Sebastián había sido muy buen maestro. A punto de venirse, Rafael quitó a Sebastián de su miembro e hizo que Aarón se detuviera. "Quería que te vinieras en mi boca", dijo Sebastián.

    "Al rato, la primera de la noche está reservada para el culo de nuestro nuevo amigo" Aarón lo miró con una mezcla de pasión y terror. Si la verga de Sebastián lo había hecho gritar y sentir que le habían metido un bat en el trasero, la de Rafael seguramente lo iba a desgarrar y no iba a volver a sentarse nunca. Pero también recordaba el placer y si éste era más grande, también lo sería el placer.

    Rafael le pidió a Sebastián que se sentara en la cama recargado en la cabecera, y después hizo que Aarón se pusiera en cuatro patas para chupársela a Sebastián. Cuando el chico comenzó a mamar el miembro de Sebastián, Rafael se puso detrás de el y se inclinó para ver de cerca el recientemente desvirgado culito.

    Rafael empezó a lamer hambrientamente el agujero de Aarón. Con la verga de Sebastián en la boca, Aarón emitía gemidos de placer al sentir la lengua de Rafael metida en su culo y cogiéndolo como si fuera un pequeño pene. Rafael podía degustar dentro de Aarón todavía los restos de la leche de Sebastián.

    Cuando sintió que el culo se había relajado un poco, Rafael hizo que Aarón dejara de chupar. Le ordenó a Sebastián que levantara sus piernas para mostrarle su ano a Aarón. Rafael tomó de un cajón un tubo de lubricante y comenzó a untarlo en el miembro de Aarón, que seguía respirando con dificultad, de lo excitado que estaba. Sintió que apenas iba de verdad a perder su virginidad ya que hasta ahora siempre había cogido con un condón. Después de untar también el agujero de Sebastián, Rafael ayudó a Aarón a guiar su pene dentro de ese diminuto orificio. Aarón apenas podía creer el placer que le provocaba el apretado recto, que envolvía su verga con calor y humedad, provocando una fricción exquisita. Dejando caer su cuerpo encima de Sebastián, comenzó a coger al tiempo que lo besaba con pasión profunda, agradecido por todas las nuevas sensaciones que le había mostrado esa noche.

    http://www.cuernavacagay.com/modules/gallery/albumes/rafaelamaya/pa_salome_rafaela1.jpg

    Rafael sentía su verga completamente dura, mucho más que en cualquier otra ocasión. Se arrodilló detrás de Aarón y empezó a deslizar su pene a lo largo de su raja, apretando sus nalgas y después rozando la gran cabeza con la minúscula abertura del culo de Aarón. Aarón sintió el intruso tocando a su puerta trasera e intentó relajarse, sin embargo, cuando sintió el enorme miembro comenzar a introducirse dentro de el, empezó a gritar y a tratar de levantarse. Sebastián apretó su espalda y Rafael lo mantuvo empujado y separando las piernas de Aarón con las suyas.

    Aarñn pensó que iba a desmayarse del enorme dolor que sentía al ser violado por el vergón de Rafael. Hizo lo posible por seguir cogiéndose a Sebastián para distraer su atención. Después de un rato, Rafael logró su cometido y tenía su verga entera enterrada en el culo de Aarón. Comenzó a empujar el cuerpo de Aarón que aún tenía el pene dentro de Sebastián y Aarón trató de moverse por si solo. Rafael sacó parte de su miembro y se detuvo con los brazos para dar un espacio a Aarón, que al moverse hacia delante penetraba a Sebastián y al moverse para atrás se cogía a sí mismo con la verga de Rafael. Rafael estaba más que satisfecho con el culo casi virgen de Aarón, pero necesitaba más, así que empezó a moverse furiosamente, provocando más gritos de Aarón y esta vez incluso de Sebastián, ya que esto hacía que Aarón lo penetrara más violentamente. El primero en venirse fue Sebastián, al rozar su pene con el abdomen musculoso de Aarón y la estimulación de su próstata. Gritó y jadeó mientras se venía y expertamente apretó su culo para hacer explotar a Aarón. Aarón no podía más y sólo gruñió mientras descargaba su semen dentro de Sebastián.

    Rafael se quedó calmado mientras esto sucedía y cuando vio que ya Aarón había terminado su eyaculación, sacó su verga y lo jaló hacia el. Hizo que Aarón se acostara de espaldas en la cama junto a Sebastián y entonces levantó sus piernas tomando sus tobillos con las manos y acto seguido volvió a penetrarlo de un solo tirón. Aarón volvió a gritar y continuó gimiendo mientras Rafael comenzó a cogérselo más rápidamente.

    Al pasar unos minutos, Rafael sintió que su orgasmo era inminente y se vino dentro de Aarón, que no podía respirar más. La sensación en su culo era indescriptible, a la vez un dolor profundo y un placer infinito, se sentía completamente lleno con la verga de Rafael y pensó que tal vez el semen iba a llegar hasta su estómago.

    Cuando Rafael terminó de venirse, besó a Aarón dulcemente y sacó su verga. Sebastián los besó a los dos y les limpió los penes con la lengua, después entre Sebastián y Rafael lamieron el culo de Aarón para extraer el semen y al terminar Rafael y Aarón hicieron lo mismo con Sebastián.

    Satisfechos los tres, se durmieron juntos en la cama de Sebastián y posteriormente tuvieron muchas más noches de placer.
    [/size]


    Si quieres ver más de ellos, te invito a que visites:


    La Galería de Aarón Díaz
    La Galería de Sebastían Rulli
    La Galería de Rafael Amaya
     
  •  
    de donde sacaste este relato, pasamela no?...la pagina, si? grax mandamela por fa a mi mail es je_rusalem18@hotmail.com bye.
     
  •  
    Fui a ver "Desnudos" al cine esta semana y sale Rafael Amaya COMPLETAMENTE desnudo. ¡Tiene una cosota tan rica!

    Ojalá que lo puedan ver en la película. Voy a tratar de conseguir más fotos de él.
     
  •  
    Estupenda historia, si también me podrías decir por favor de dónde la sacaste.
    Mi correo: jdmopn@hotmail.com
     
  •  
    Hola, si me puedes mandar la cita del webpage de donde sacastes esta historia. Aqui esta mi e-mail Mexomartva@yahoo.com.
     
  •  
    me podrias mandar el relato tmb porfavor? gracias
     
  • 0 anonymous users

This list is based on the users active over the last 20 minutes.

Foros

5 top active Forums: 10 recent Topics: 3 top active Posters: Total:
  • Categories: 6
  • Forums: 19
  • Topics: 6698
  • Posts: 30248

Ultimas fotos de usuarios


Usuarios Conectados

0 registered users and 0 anonymous guests on-line.

You are an anonymous guest. You can register here.

Usuarios conectados recientemente